¡Peligro Nubes!

Estar esperando la predicción del tiempo del telediario la noche anterior a una escapada fotográfica es como estar esperando los resultados de la lotería, nunca sabes si vas a tener suerte.

En esos momentos, no puedo evitar acordarme de una de las escenas más famosas de Harry el Sucio... y repetir en mi cabeza: “Anda... alégrame el día.”