Entendiendo la Hora Dorada, la Hora Azul y los Crepúsculos

Por Germán Marquès

Todos sabemos que el elemento crucial en la fotografía es la luz. Por ello debemos esforzarnos en conocer cómo se comporta y qué factores influyen en ella.

En el caso de la luz solar, ésta cambia durante el día debido a la variación de la elevación en la que se encuentra el sol, pudiendo distinguir las siguientes fases: crepúsculos, horas mágicas, día y noche.

Conocer las fases en que puede dividirse el día según la elevación en la que esté el sol, nos permitirá tener una idea de qué tipo de luz nos podremos encontrar y, a modo de sugerencia, qué tipo de fotografía será la más adecuada en cada momento.

Evidentemente, será el propio fotógrafo quien considerará oportuno cuál es la mejor hora para tomar la fotografía que tiene en mente.

"Además de la composición, del momento y de la sensación de lugar, la luz puede reforzar sensaciones e incluso justificar la toma"

José B. Ruiz - El fotógrafo en la naturaleza - Guía completa para la Era Digital

Poder predecir, en mayor o menor medida, el tipo de luz que tendremos nos ayudará a poder planificar al máximo nuestras salidas fotográficas, ya sea en un entorno conocido o antes de emprender un viaje fotográfico en otra región o país.

A modo de resumen, éstas son las fases de luz en que puede dividirse un día según la elevación del sol. Por favor, no os asustéis, podréis utilizar PhotoPills para averiguar rápidamente cuándo se producen:

  • Noche (inferior a -18°)
  • Crepúsculos de mañana (de -18° a 0°)
    • Crepúsculo astronómico (de -18° a -12°)
    • Crepúsculo náutico (de -12° a -6°)
    • Crepúsculo civil (de -6° a 0°)
  • Horas mágicas de mañana
    • Hora azul (de -6° a -4°)
    • Hora dorada (de -4° a 6°)
  • Día (superior a 6°)
  • Horas mágicas de tarde
    • Hora dorada (de 6° a -4°)
    • Hora azul (de -4° a -6°)
  • Crepúsculos de tarde (de 0° a -18°)
    • Crepúsculo civil (de 0° a -6°)
    • Crepúsculo náutico (de -6° a -12°)
    • Crepúsculo astronómico (de -12° a -18°)
  • Noche (inferior a -18°)

Los crepúsculos y las horas mágicas se repiten por la mañana y por la tarde, pero esto no quiere decir que se repetirán exactamente las mismas condiciones de luz. Éstas no sólo dependen de la elevación del sol, sino también de la meteorología, la bruma, las partículas en suspensión, etc.


Representación de los diferentes crepúsculos, hora dorada y hora azul que tienen lugar durante el amanecer. Durante el atardecer sería exactamente igual pero ocurriendo en el oeste en vez de en el este.

Crepúsculos

El crepúsculo es el intervalo de tiempo entre la noche y la luz del día, ya sea antes de la salida del sol o después de que se haya puesto. Durante este tiempo el sol está por debajo del horizonte, pero su luz es visible porque ilumina las capas altas de la atmósfera.

En términos más matemáticos se dice que estamos en fase de crepúsculo cuando el centro del sol se encuentra entre -18° (18 grados por debajo del horizonte) y 0°.


Así es como se ven los crepúsculos desde la ISS, la Estación Espacial Internacional, como una línea difusa entre la oscuridad de la noche y la claridad del día.
Earth at Twilight – Astronomy Picture of the Day, 2003 April 24
Créditos: ISS Crew, Earth Sciences and Image Analysis Lab, JSC, NASA 

Así es como se muestran en PhotoPills los crepúsculos y la hora dorada gráficamente sobre el Planificador. El espacio sin color indica zonas de la tierra con luz de día; el naranja, hora dorada; el lila claro, crepúsculo civil; el lila oscuro, crepúsculo náutico; el azul oscuro, crepúsculo astronómico y, finalmente, la zona en negro son las zonas de la tierra que están en noche cerrada.

Crepúsculo civil

Durante el crepúsculo civil aún hay suficiente luz para ver y distinguir perfectamente los objetos. El cielo es muy brillante y las nubes – si las hay – cogen diferentes tonalidades de color al principio de este crepúsculo (al atardecer) o al final de éste (al amanecer), como pueden ser tonos rojos, anaranjados, amarillos, magentas y diferentes tonalidades de azul. Esto evidentemente depende siempre de las condiciones climatológicas que tengamos.

Al principio del crepúsculo civil, justo después de la puesta de sol, los colores del cielo cambian rápidamente. Las nubes del oeste estarán iluminadas por luz rojiza-naranja, mientras que los que están en el este permanecerán en tonos azules. En general, el crepúsculo civil suele durar de 20 a 30 minutos, dependiendo de la estación y latitud.

Al final del crepúsculo civil de la tarde, es cuando los conductores empiezan a encender los faros de sus vehículos, así como también empiezan a encenderse las farolas de las ciudades. La línea del horizonte está claramente definida y algunas estrellas como Sirio o planetas luminosos como Venus empiezan a verse. Si es por la mañana será el caso contrario, al inicio del crepúsculo civil se irán apagando las luces de los vehículos y de las farolas y las estrellas y planetas dejaran de verse.

¿Qué tipo de fotografía es recomendable para este periodo de tiempo? Pues por la luz suave y difusa que se tiene y por las tonalidades de color que coge el cielo, es ideal para fotografía de retrato y paisaje. Al final de este crepúsculo también es un buen momento para realizar fotografía urbana, ya que el cielo tendrá un color azul intenso y los edificios y farolas empezarán a estar iluminadas.


Las nubes ya cogen diferentes tonos de colores al inicio del crepúsculo civil. 

Los tonos rojizos y anaranjados suelen ser habituales.

También es un buen momento para realizar fotografía de luna llena. Durante el crepúsculo civil el paisaje está iluminado por luz solar y la luna llena, al salir por el horizonte, aún no será muy brillante. Con estas condiciones es altamente probable el poder conseguir una correcta exposición para el paisaje y la luna con una simple captura, sin tener que recurrir a la doble exposición.


Utilizando la opción Buscar luna en azimut y elevación es fácil planificar salidas de luna como ésta.

El crepúsculo civil de la mañana empieza cuando el centro del sol se encuentra a -6° y termina a la salida del sol. Paralelamente, el crepúsculo civil de la tarde, empieza justo cuando el sol se pone y termina cuando el centro del sol se encuentra -6°.

Crepúsculo náutico

Durante el crepúsculo náutico ya empieza a oscurecer considerablemente y muchas más estrellas son visibles. El cielo va cogiendo una tonalidad azul oscuro. El horizonte aún se puede distinguir con cierta claridad, aunque al finalizar este crepúsculo (al anochecer) o justo cuando empieza (al amanecer) será bastante complicado.

Es ideal para realizar fotografía urbana, aprovechando la iluminación artificial de los edificios. También la fotografía de larga exposición es una opción interesante, porque al haber ya poca luz solar es posible realizarla sin la necesidad de recurrir a los filtros de densidad neutra (ND). Como la luz sigue siendo suave y difusa durante todos los crepúsculos, la fotografía de naturaleza sigue siendo una excelente opción.


La iluminación artificial de los edificios se puede aprovechar para realizar fotografía urbana.

Durante este crepúsculo también es posible capturar la luna llena sobre el horizonte, justo a su salida o puesta. Es una opción interesante porque, aunque no se podrá conseguir una correcta exposición de la luna y el paisaje en una sola exposición por la diferencia de luz entre la luna y el entorno, sí que puede servir para siluetear elementos del paisaje, quedando una luna con textura y el resto totalmente negro.


En esta fotografía utilizamos la luna para siluetear una construcción de piedra típica de Menorca, utilizada antiguamente para resguardar al ganado.

Para entender el poder de estas imágenes, basta con echar un vistazo al famoso vídeo de Mark Gee "full moon silhouettes".

El crepúsculo náutico de la mañana empieza cuando el centro del sol se encuentra a -12° y termina cuando empieza el crepúsculo civil, es decir, cuando el sol está a -6°. Paralelamente, al anochecer, el crepúsculo náutico empieza justo cuando termina el civil con el sol a -6°, y termina al estar el sol a una elevación de -12°.

Crepúsculo astronómico

Durante el crepúsculo astronómico el cielo oscurece aún más y ya empiezan a ser visible una gran cantidad de constelaciones, aunque elementos como nebulosas o galaxias serán difíciles de observar, sobre todo al final de este crepúsculo (por la mañana) o al inicio (durante el anochecer). Un poco de luz solar puede verse alrededor de la zona por donde se ha puesto el sol.

Se puede seguir realizando fotografía de larga exposición, tanto urbana como de paisaje. Y, cómo no, se podrá empezar a realizar fotografía nocturna, siempre teniendo en cuenta la fase que tiene la luna, porque en este periodo de tiempo la iluminación solar ya estará sustituida por la luz de la luna.

Durante los días de luna nueva y los días cercanos a éste, el crepúsculo astronómico cobra especial importancia. Cuando éste finaliza (durante el anochecer) se tiene oscuridad total, siempre y cuando se tenga la suerte de no tener contaminación lumínica. Por lo tanto, es el momento ideal para empezar a fotografiar u observar todo tipo de objetos astronómicos, ya sean planetas, galaxias (como la nuestra, la Vía Láctea), nebulosas, etc.


Los días de luna nueva y sus días cercanos, cuando finaliza el crepúsculo astronómico es el momento ideal para tomar fotos de la Vía Láctea.

El crepúsculo astronómico de la mañana empieza cuando el centro del sol se encuentra a -18° y termina al empezar el crepúsculo náutico, con el sol a una elevación de -12°. Durante el anochecer, este crepúsculo empieza al finalizar el crepúsculo náutico, con el sol a -12° y termina cuando el centro geométrico del sol está ya a -18°.

Horas mágicas

Las horas mágicas son un concepto más difuso y no tan matemático como los diferentes crepúsculos, ya que no tienen una definición exacta. De hecho, tanto la hora dorada como la hora azul se solapan con el crepúsculo civil.

Las horas mágicas – hora dorada y hora azul – son consideradas, sobre todo por los fotógrafos de naturaleza, como las mejores horas para realizar fotografías. Se trata de un momento durante el cual la luz es muy suave, muy difusa y con poca intensidad.

Hora dorada

La hora dorada es el periodo de tiempo en que la luz coge tonos rojizos, naranjas, amarillos o, como su propio nombre indica, tonos dorados, teniendo una temperatura de color cálida. Sigue siendo una luz suave, difusa y con poco contraste, al estar el sol a baja altura.

Por el tipo de luz que existe durante este periodo de tiempo, al no producirse fuertes sombras ni altas luces, es ideal para fotografía de paisaje.


Hay días que durante la hora dorada los colores rojizos y naranja cogen una intensidad máxima.

Durante la hora dorada también es posible hacer algún contraluz.

La preciosa playa de Pregonda, en Menorca, durante la hora dorada.

También es un buen momento para realizar fotografía de retrato, ya que jugando con los contraluces pueden crearse atmósferas interesantes.


El contraluz es una opción interesante durante la hora dorada para realizar retratos por la atmósfera que aporta. 

Al inicio de la hora dorada de la mañana o al final de ésta por la tarde, con el sol con una elevación menor a 0.5°, es un buen momento también para conseguir una foto de la luna llena sobre el paisaje con una sola exposición. Si el sol está a más elevación existe la dificultad de que la luna tenga poca iluminación y sea más difícil de capturar.


Cuando el sol ya está por encima del horizonte la fotografía de luna resulta más complicada, pero mantiene toda su belleza.

PhotoPills considera que la hora dorada de la mañana empieza cuando el centro geométrico del sol se encuentra a -4° y termina cuando el sol está a 6° por encima del horizonte. Por la tarde, la hora dorada empieza cuando el sol está a 6° y termina cuando está a -4°.

Hora azul

Durante la hora azul el cielo tiene una tonalidad azul intenso, con una temperatura de color fría y colores saturados. En su inicio (por la tarde) o en su final (por la mañana) puede observarse en el cielo un degradado de colores de tonos azules a naranjas, justo en el lugar por donde se puso o saldrá el sol.

Durante este periodo de tiempo, en las ciudades, los edificios están aún iluminados y las farolas encendidas, lo que hace que sea un momento ideal para realizar fotografía urbana. También es un momento ideal para tomar fotografías de naturaleza por los diferentes tonos que tiene el cielo y la saturación de colores.

La hora azul de la tarde coincide con la parte final del crepúsculo civil y ocurre justo después de la hora dorada. En cambio, la hora azul de la mañana coincide con la parte inicial del crepúsculo civil, ocurriendo justo antes de la hora dorada.

Como la hora azul ocurre durante el crepúsculo civil, también será un buen momento para fotografiar la luna, tal como se ha explicado antes.


Durante la hora azul puede observarse en el cielo un degradado de azul a naranja.

El cielo es azul intenso durante este periodo, con tonos amarillos y rojizos por la zona donde se pone el sol.

PhotoPills considera que la hora azul de la mañana empieza cuando el centro geométrico del sol se encuentra a -6° de elevación y termina cuando el sol está a -4°. Por la tarde, será al contrario, empieza cuando el centro del sol está a -4° y termina cuando está a -6°.

Día

Las horas de luz diurna son las horas entre que termina la hora dorada de la mañana y empieza la hora dorada de la tarde, es decir, cuando el sol tiene una elevación superior a 6°. Son posiblemente las peores horas para realizar fotografía, por la dureza de la luz que se tiene y el alto contraste entre luces y sombras. Esto evidentemente siempre dependerá de las condiciones climatológicas, porque en un día nublado se tendrá, por ejemplo, una luz difusa.

La mejor manera para aprovechar estas horas del día es buscar nuevas localizaciones y composiciones para aprovechar luego al máximo la hora dorada, la hora azul, los crepúsculos o durante la noche si se trata de una nocturna.


PhotoPills incorpora un gestor de puntos de interés para que puedas guardarte tus localizaciones preferidas.

Con PhotoPills también puedes crearte una lista con tus planificaciones de las próximas salidas fotográficas.

Noche

Es el periodo de tiempo entre que termina el crepúsculo astronómico y empieza el siguiente, esto es cuando el centro del sol tiene una elevación menor a -18°. Hay ausencia total de luz solar, aunque los días de luna, ésta nos seguirá iluminando el paisaje.

Como ya hemos dicho anteriormente, los días con luna nueva son especialmente indicados para la fotografía nocturna y, en especial, para capturar la Vía Láctea. Saber las horas de finalización del crepúsculo astronómico es vital para este tipo de fotografía.


La herramienta de Realidad Aumentada Noche de PhotoPills es ideal para planificar fotografías nocturnas y predecir la posición de la Vía Láctea.

Ya conozco las fases, pero ¿Cuándo suceden?

Después de conocer las fases en que puede dividirse el día según la elevación del sol, nos asalta una pregunta: ¿cómo se yo cuándo ocurre cada fase? PhotoPills te lo pone fácil. Utilizando el Planificador se pueden saber facilmente los horarios de los tres crepúsculos (civil, náutico y astronómico), de la hora dorada y de la hora azul para cualquier fecha y localización del mundo. Es una herramienta ideal para preparar tus salidas o viajes fotográficos.


Con el Planificador de PhotoPills puedes calcular las horas de los crepúsculos para cualquier día y parte del mundo.

Y nunca fue tan fácil saber a qué hora empieza y termina la hora azul y dorada, tanto por la mañana como por la tarde.

TRUCOS

  • El videotutorial Planificador: Crepúsculos y horas mágicas te enseñará cómo muestra PhotoPills la información sobre la hora azul, la hora dorada y los crepúsculos (civil, náutico y astronómico), tanto en formato texto como gráficamente sobre el mapa.

Todas las fotografías de este artículo han sido capturadas por Antoni Cladera, excepto la de la tierra vista desde el espacio que es propiedad de la NASA.

¡Buenas fotos!

Archivado en

Siguiente tutorial

Tutorial anterior

Comentarios